Aplazamiento de la Asamblea General Ordinaria


Los Estatutos de la Asociación, que en su artículo 1 ya regulan que se regirá por la legislación vigente, prevén en el artículo 8, relativo a la Asamblea General de Socios, que celebrará una sesión “en el mes de mayo para la aprobación de cuentas e información general sobre la marcha de la Asociación en todos sus aspectos”.

El artículo 17, relativo al “El Presidente de la Asociación”, indica que entre sus atribuciones tiene la de “Convocar la Asamblea General y la Junta Rectora, presidir sus reuniones, dirigir los debates y ejecutar los acuerdos”.

En una situación como la que estamos viviendo por la pandemia de la Covid-19, sería ya de lógica no convocar una reunión de Asamblea General, pues la evitación de contactos minimiza las posibilidades de contagio para los posibles asistentes y hacia sus familiares y otros contactos.

Legalmente nos encontramos con el RDL 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 que incluye en el artículo 40 medidas de aplicación.

En cuanto a la aprobación de las cuentas anuales se establece en el apartado 5 del artículo 40 del citado RDL, para todas las personas jurídicas de derecho privado que “La junta general ordinaria para aprobar las cuentas del ejercicio anterior se reunirá necesariamente dentro de los tres meses siguientes a contar desde que finalice el plazo para formular las cuentas anuales”. El mismo artículo establece en su apartado 3 que “El plazo de tres meses a contar desde el cierre del ejercicio social para que el órgano de gobierno o administración de una persona jurídica obligada formule las cuentas anuales, ordinarias o abreviadas, individuales o consolidadas, y, si fuera legalmente exigible, el informe de gestión, y para formular los demás documentos que sean legalmente obligatorios por la legislación de sociedades queda suspendido hasta que finalice el estado de alarma, reanudándose de nuevo por otros tres meses a contar desde esa fecha”.

Por lo tanto aparte de la lógica general, que no siempre se contempla en las disposiciones legales, y menos en una situación como la que vivimos, no se debe convocar la Asamblea General para aprobar las cuentas anuales ni el informe que está prevista en los Estatutos.

La situación general sobre limitaciones de desplazamiento, en cualquiera de las fases de eso denominado desescalada, y sobre características que deben guardarse para realizar reuniones, como la última Orden SND/414/2020, publicada el sábado 16 de mayo, para la flexibilización de determinadas restricciones establecidas en la declaración de estado de alarma, Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, que contempla para algunos tipos de eventos (artículo 48) la obligación para su responsable de asegurar una distancia física de dos metros (que limitaría la capacidad de nuestro salón a unas 16 personas, y sin que se pueda asegurar la distancia en los cruzamientos en entrada/salida), convierten en imposible una posible reunión, teniendo en cuanta además que de momento la ciudad de León y otras zonas de salud, permanecen en fase 0, por lo cual a la cual aún no son de aplicación las medidas que flexibilización de la referida Orden SND/414/2020.

En consecuencia de todo lo expuesto, en aplicación de la legislación vigente actualmente, y de la lógica que se debe aplicar, por el Presidente se aplaza la convocatoria de Asamblea General de la Asociación, que será convocada cuando se pueda teniendo en cuenta la legislación de aplicación y los aspectos sanitarios que se consideren deban respetarse.


Accesos rápidos

Ultimas noticias
Copyright © 2020 | Adasistemas.